Tener blog y otros sueños

Llevo varios días creando entradas, escribiendo títulos y comenzando párrafos que se quedan ahí. Guardo borrador. Salgo. Vuelvo a entrar. Los miro y y pienso: “bien, el título está bien, podrían ser buenas entradas, pero a ver por dónde sigo… a ver… ” . Y el a ver se queda flotando entre mi mesa y mi silla, entre lo que me gustaría escribir y lo que mis dedos teclean. Y vuelvo a darle a “Guardar borrador”. Y cierro.

Hace algún tiempo, decidí que nunca más escribiría por escribir, que todo tendría un sentido, un significado. Que cerraría un círculo completo lleno de sensatez y locura a la vez, que trataría de lograr algo mágico. Y ese intento de “perfección” (una muy entrecomillada perfección) hace que la naturalidad se pierda. ¿Sabéis qué? El otro día hice algo que hace mucho tiempo no hacía, por falta de tiempo y de ganas, la verdad: visitar blogs (de moda y personales) a diestro y siniestro. Y he de decir que no me gustó lo que vi. Los de moda, ya no son chicas como tú y como yo que se ponen sus trapitos y hablan como si le hablaran a sus amigas. Ahora son revistas, publicidad, consejos pagados, prendas regaladas que seguro, hace años, no se habrían puesto ni aunque fueran precisamente eso… regaladas. Ahora las chicas no cogen una plantilla de Blogger o WordPress y tratan de hacer algo bonito con sus propias manos, no. Ahora no empiezan de la nada visitando otros blogs, currándose de verdad el comienzo. Ahora pagan a informáticos y  hacen cursillos de SEO y leen artículos sobre cómo ganar dinero con sus blogs. Y creen que en dos días serán Lovely Pepa o Dulceida. Y se afanan en comprar modelitos en Zara para hacerse la foto y luego vienen a devolverlos pensando que somos tontas. CONSEJO desde aquí si eres blogger de moda: recuerda que Instagram tiene memoria, y las cajeras, también. (Ah, y otra cosa, cuando os hacéis fotos en los probadores, pensad en la gente que está haciendo cola, no es grato estar esperando hasta que salga LA foto que os dará muchos likes).

Echo de menos esos blogs que eran como entrar en tu casa y no como visitar la de Elle Macpherson. ¿Vosotr@s no? No sé, creo que un blog tiene que ser siempre sinónimo de naturalidad y vaya, cada vez escasea más. Porque ya no te sientes identificada cuando entras en uno. Ahora muchas bloggeras se hacen llamar “figura pública” o cosas así, incluso he visto algunas que tienen el morro de autodenominarse It girls. Es como si yo pusiera en mi biografía “La escritora del año” o algo similar. No sé, pero pienso que hay cosas que tendrían que decir los demás de ti, y no tú de ti misma.

POSTBLOGS

Y casi lo mismo, aunque diferente, pensé de los blogs personales que visité. Dónde está esa gente que te contaba dónde comía (sin tener trato de favor por parte del restaurante), esa gente que te contaba lo que se le pasaba por la cabeza, a qué lugares iba o lo que estaba haciendo sin plagar sus espacios de banners y mensajes de “suscríbete y no te pierdas nada” apareciendo como espectros cada dos segundos. Es un horror querer leer una entrada y que te interrumpan mil veces con chorradas como esas. ¿No se dan cuenta que lo último que va a querer alguien es suscribirse si le dan tanto por saco?

Y el contenido. Buah. El contenido es otro cantar. El contenido, en muchos casos, ya no es un vaciarse por dentro y expresar lo que uno siente. Ahora es al revés: ¿qué puede hacer que el lector quiera leer? ¿Qué tema conseguirá que le salte la lagrimita o que se parta de la risa? ¿Cómo tendré más visitas? Así que llevo unos días pensando que tener un blog ya no mola. No mola. No. Despertad. Antes los blogs eran algo guay, cada uno era diferente a otro, eran la esencia de la persona. Ahora son publicidad de la tele. Y yo, al menos, estoy harta de que me intenten vender cosas.

Porque alguien me dijo una vez que cuando se tiene un tesoro, uno no puede venderlo.

No debe venderlo.

Pero el caso, la cuestión, la realidad, es esta: todos queremos vender algo.

Y, sobre todo, todos queremos destacar, que se oiga nuestra voz, ser los primeros, escalar puestos, arrancar emociones, buenas palabras, buenas estadísticas. Por eso precisamente ya no mola tener blog, porque pasas tanto tiempo pensando en la meta, que olvidas el camino.

Y yo ahora estoy en ello.

En volver a mi camino, me refiero.

POSTBLOGS2

Yo ahora ya he cumplido mi sueño: publicar un libro. Hace años, siempre que entraba con quien fuera al Corte Inglés o a cualquier librería decía: “Mira, de aquí a unos años, verás mi libro en esa mesa”. Y vamos, eso justamente no ha pasado. Pero sí tengo libro, y está en la tienda más grande del mundo: Amazon. Y me llena de orgullo decir que estas dos manos han podido hacerlo (con ayuda), pero que han sido capaces. Y me llena el corazón haber luchado por ello, haberme fijado ese objetivo, no haberme rendido, aunque algunos días se me pasara por la cabeza.

Y ahora que esa meta, que mi meta durante tantos meses (y años) la he cumplido, ahora voy a hacer lo que me hace más feliz del mundo, lo que me llena de alegría cuando tengo días de mierda malos, lo que me sana por dentro y me alivia: volver al ritmo habitual del blog. La chica de los jueves ha sido y es, y espero siga siendo para mi, terapia, rincón, hogar, espíritu, voz, diván, tardes de domingo, noches sin salir con un vino solitario y Sálvame Deluxe de fondo. Este blog es para mí, cuarto, cocina, dormitorio, paraguas, escudo, bizcocho, película, abrazo, refugio, manta, ventilador, viaje, noria y suelo; suelo y cielo.

Y me llena de alegría sentir que todos mis sueños, mis ilusiones y mis fantasmas, vuelvan a estar dedicados íntegramente a vagar por este pisito que me he montado durante casi tres años. Porque esto es mi casa. No es la casa de Elle Macpherson ni de Paulo Coelho. Y vuelvo al ritmo con más ganas que nunca, con las ganas de quien siente que ha cumplido un sueño y que todo, absolutamente todo, es posible si de verdad se desea y se trabaja en ello.

postblogs3

Nunca nada es imposible.

Nunca nada es improbable.

Nunca nada es lo bastante difícil como para dejarlo a medias.

Así que sueña. Nunca dejes de soñar. Nunca creas que tus sueños son demasiado grandes. Nunca creas que estás demasiado loc@.

Y cuando cumplas tus sueños…

Vuelve a casa.

ENREVISIÓN

Esta entrada está dedicada a quienes nunca me han dejado de leer aunque el ritmo cayera o aunque algunas entradas se asemejaran a eso que tanto critico.

Esta entrada va dedicada a quienes han echado de menos mi compañía durante las horas en las que fui bicho bola escritor.

Esta entrada va dedicada a la gente que lucha por mantener un blog siendo fiel a si mismo.

Esta entrada va dedicada a todos los soñadores.

Felices días a todos.

M.

Escrito por

Escritora, bloguera, adicta a Pinterest y a los espaguettis. Experta en comerme la cabeza, ñoña de manual, algo impulsiva, algo romántica. Lectora empedernida, fan del maíz y la Coca-Cola. Abonada a las noches de tarta y vino. Turismóloga y Community Manager. Empecé a escribir de broma y hoy es mi pasión, mi verdadera vocación. Mi primer libro, "Corazón de fondant" ya está a la venta. Bienvenid@. ¡Gracias por quedarte!

14 comentarios sobre “Tener blog y otros sueños

  1. Es cierto que hay bloggers que solo buscan seguidores y ganar fama en la red. Pero en mi caso empecé porque adoro escribir, porque no concibo otra manera de expresarme que me aporte más satisfacción que esta. Y si hay alguien ahí detrás dispuesto a prestarme su tiempo para leerme pues mejor.
    Hay pocos blogs auténticos, pero los hay. El tuyo es uno de ellos. Besos

    Me gusta

  2. Guau! Me dejaste estupefacto… Estas marcando una gran realidad. Casualmente anoche leía una nota donde hablaban de que ya no es necesario tener un blog para ser un “influencer”, ya que la plataforma de moda es Instagram. Es verdad que hoy por hoy esa app ha ganado muchísima notoriedad -más que facebook, que en mi opinión que ya esta entrando en sus años dorados- pero… Instagram no es un blog, no permite determinadas cosas. Sin ir más lejos, no están pensados para lo mismo. Un blog es un espacio personal en el cual cada uno de nosotros vuelca lo que tiene en la cabeza, sus gustos, sus pasiones, sus intereses, sus malestares. Todo, desde su perspectiva, y eso hace a cada uno especial. También es real que todos los blogs de moda se comienzan a parecer a The Blonde Salad, porque quieren eso, quieren esa notoriedad, y no esta mal querer sobresalir, pero también hay que equilibrar. Comencé un blog porque me gusta leer y escribir, y amo la moda, la masculina y la femenina, y quería que conocieran mi perspectiva de la misma. Quería tener un espacio donde volcar mis opiniones y selecciones y donde encontrar a un par donde les interese. Lucho conmigo mismo por no caer en el contenido “mainstream” pero también -hay que reconocer- que la moda es eso. Así que con algunos altibajos, aun sigo trabajando en mi equilibrio personal dentro del blog. Y me tranquilizo al leerte porque comparto lo señalado y me alegro que uno de los mensajes sea “Sigamos creciendo y siendo fieles a nosotros mismos”

    Saludos desde Argentina.

    E.M

    Me gusta

  3. Me ha encantado esta entrada, estoy trabajando en el capital,y nada mas llegar a casa por vacaciones,le he pedido a mi hermana que me compre tu libro…..solo una pequeña pega,me encantaria que estuviera en papel!hay una parte de mi,que aun prefiere palpar fisickindle las paginas,a los botones del kindle!
    Gracias siempre por tus entradas

    Le gusta a 1 persona

  4. Es tentador traicionarse en busca de seguidores y conseguir tener influencia en otros y vivir de ello o intentarlo al menos. Pero hay algunos que decidimos una temática literaria en nuestro blog y aunque tenemos poquitos seguidores no nos damos por vencidos, no nos traicionamos, es nuestro espacio de esparcimiento en donde compartir nuestros escritos sin grandes objetivos, eso sí, sin perder de vista la calidad de los mismos, cada texto busca aportar algo de interés para quien lo lee, sea como entretenimiento, o a veces con una intención más ambiciosa, hacer pensar un poco.
    Besos.

    Le gusta a 3 personas

  5. Me ha gustado mucho todo lo que has escrito. Yo con 24 años abrí mi blog y la verdad es que empecé con mucho entusiasmo. Empecé siguiendo otros blogs y la necesidad de compartir mis cosas me hizo abrir mi propio blog. Pero con el tiempo, y ver tantos blogs y lo que tu dices, que son ya diferentes, más blogs comerciales, donde sacan ropas nuevas cada día, y de marcas caras. Y de los cosméticos lo mismo. Y hombre,alguna cosa me he comprado tras haberla visto en un blog y me ha funcionado. Pero lógicamente, una crema de 90 o más euros no me puedo permitir, ya que tengo otros gastos. Y al final decidí terminar mi blog, o al menos de lo que trataba en el, que era un poco de todo. Si quiero tener un blog, pero publicar cosas que me interesen más y centrarme más en relatos y fotografía..Veremos que tal me sale esta nueva etapa.

    Le gusta a 1 persona

  6. Estoy en Internet, desde casi antes que existiera, antes era Fidonet y otro tipo de redes, en las que prácticamente todo se reducía al correo electrónico. Y no puedo estar más de acuerdo con lo que dices. Todo era más verdad, mas auténtico, nadie mirábamos el vender nada, ni hacernos millonarios, sólo compartir cosas, ilusiones, y que aquello funcionara. ¡que tiempos!. Animo con tu blog. Aunque no suelo poner ningún comentario, ahora estamos todos tan ocupados, aunque no se sabe bien en qué, que ni siquiera nos entretenemos en decir si algo nos gusta, pero si que te sigo como lector anónimo, por esa chispa de naturalidad y espontaneidad que pones en tus artículos. Enhorabuena.

    Le gusta a 1 persona

  7. Yo creo que hay espacio para todo, tengo un blog personal en el q ue escribo justo lo que me apetece y otro que llamo profesional porque lo uso para dar a conocer mi trabajo como redactora, no obstante, incluso en este segundo blog intento ser auténtica, escribir con MI forma de escribir y que es siempre personal porque cada uno tiene la suya… Peor no niego que, si alguna vez se da la oportunidad, le introduzca algún tipo de promoción relacionada con el tema. Pienso que lo ideal es encontrar el equilibrio en estos casos.
    Me gusta cómo esribes, de qué trata tu libro?
    Saludos!

    Me gusta

  8. Estoy totalmente de acuerdo con lo que has escrito. Mi blog también es como mi casa, donde invito a todas a aquellas personas que quieran entrar a ver lo que escribo. Intento mantenerme siempre fiel a mis principios, pese a que no gane seguidores o no tenga tantos comentarios. Tu blog es uno de los pocos que no ha perdido su esencia y por eso me encanta. Espero poder leerte más y me alegro que hayas publicado tu libro. Y cuando quieras estas invitada a entrar en mi blog 🙂 Millones de besitos 🙂

    Me gusta

  9. Sigue así, no pierdas tu esencia. Con los años y el tiempo tu vida cambia, cambia tu forma de mirar, tu forma de enfrentarte a la vida porque tus vivencias a sí lo desarrollan.
    Dentro de unos meses voy a cumplir diez años en mi blog y he vivido de todo, momentos de interactuar mucho, momentos de silencio y lo más importante que este medio, me ha dado la oportunidad de conocer a personas muy interesantes y me han aportado mucho
    Un abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s