8 Comments

  1. ¡Magnífica entrada! Si me permites un matiz, sólo añado que, siendo chico, también nos ocurre lo de darle mil vueltas si “ella” no te contesta el mensaje o no tan pronto o con el entusiasmo que te gustaría, etc. A mí, desde luego, me ocurre y espero no ser el único bicho raro. 🙂 Seguramente el de los desajustes entre teoría (expectativas) y realidad es el gran tema que marca las relaciones personales, creo. ¡Saludos!

  2. La realidad de cada persona es un mundo, y como bien dices, cada uno vemos las cosas con unas gafas distintas. De ahí que muchas veces no se ajusten nuestras expectativas a la realidad…

    Muy buena reflexión Mamen, como siempre.

    ¡Un beso grande!

    PD: yo también mando alienígenas para que le den su merecido a aquel que no me contesta… jeje.

Deja un comentario