17 Comments

  1. Que bien sabes contar lo que todos creemos y sabemos, y aun así no hacemos nada. Desconecto mi móvil para seguir con un un feliz viernes y el resto. Te deseo lo mismo.
    Muá.

  2. Madre mía, que razón tienes!! Deberíamos aprender mas ha vivir sin estar tan dependientes del mundo virtual. Este fin de semana, me voy a proponer a dejar el móvil dentro del bolso durante buenos ratos. Feliz fin de semana. Un beso.

  3. Tienes más razón que un santo.

    En mi caso, por llegar a conclusiones similares cerré este lunes mi cuenta de twitter (la única red en que estaba). Es verdad que la vida 2.0 distrae, absorbe y a veces hasta seduce. Es verdad que permite maravillosas posibilidades de comunicación. Pero también es verdad que a veces come demasiados momentos de la vida 1.0 y que, con frecuencia, la ilusión de cercanía que produce con las personas es algo irreal. 🙁

    Así que después de pensar todo eso en los últimos tiempos y de cerrar mi twitter justo esta semana, justo me siento como cuentas en tu entrada de hoy.

    ¡Como si me hubieras leído la mente! 😊

  4. Me apunto a tu plan.
    De hecho, me apunto a todo.
    El otro día pensé en una entrada parecida para mi blog, porque cuando llegué a casa me dí cuenta de que había ido del trabajo al portal sin mirar al frente..¿que triste verdad?.
    Tenemos que vivir más, y vivir mejor. En vez de tanto 2.0, habría que volver al cara a cara que ya, hasta da vergüenza después de tanto tweet y tanta tontería..

    Sobre lo del principio, hoy justo he soñado que volvía al pasado. A veces pienso lo guay que sería si no hubiese terminado y otras que miro al frente y digo… pufff….. que ganas de descubrir lo que está por llegar.
    Supongo que la clave está en avanzar o estancarse. Y ya sabes lo que pasa con el agua cuando no fluye…

    Buen fin de semana, señorita. 🙂

    • Totalmente de acuerdo con la primera parte del comentario, de hecho, el post viene de muchas veces con esa sensación de haber dejado de mirar alrededor…

      Con la segunda parte, con unos cafés y unas tartas lo hablaremos cuando vaya a Madrid jaja

  5. Todos pensamos lo mismo pero tristemente muy pocos lo aplican…
    Está claro que el mundo virtual es un avance, nos permite estar informados, conectados y localizados, pero también es cierto que muchas veces echo de menos aquellos tiempos en los que si querías hablar con un amigo tenías que llamar a casa y preguntar a sus padres… en los que en mi casa ni siquiera teníamos portero automático y mi madre se asomaba a la ventana y gritaba para que subiéramos…
    En fin… está bien eso de avanzar, pero sin dejarnos comer la cabeza por los avances!
    Buen fin de semana!!

  6. Una vez más sublime. ¡Cuánta razón hay en tus palabras! No nos damos cuenta, estoy convencida, del tiempo que dedicamos al cibermundo y que se lo restamos a nuestra vida real. Y con ello, a nuestra gente, nuestras rutinas, nuestros momentos,…

    Deberíamos pasar del reconocimiento a la acción, buscar un mejor equilibrio.

    ¡Un beso Mamen!
    Patri.

      • Me gustaría pensar que no. Que como bien dices, hay personas cuya compañía es más fuerte que ninguna pantalla. Y que pasar 24 horas sin mirar el móvil es posible y hay alguien, en alguna parte, que puede conseguir que eso nos ocurra.

Deja un comentario