Corazón de fondant

Se jugaba la vida por cinco minutos tras un cristal empañado de frío, tras una taza caliente llena hasta los topes de café. Mirándole fijamente, pensando en todos los momentos, en todos abismos. Observando sus cicatrices, temiendo las heridas.

Su corazón de fondant había vuelto a tomar ese tono rosáceo que tanto conocía.

aff83d1f21b44f6aa5f9d8fe906c56c7

Sentada frente a él, sólo atinaba a ver la primera guerra mundial, como diría Mathias Malzieu. Tantas batallas perdidas que aterraba la simple idea de poder iniciar otra.

Se habían matado y resucitado tantas veces, que el efecto sorpresa había desaparecido, pero por extraño que parezca, algunas cosas permanecían. Seguía habiendo algo intangible y mágico que sobrepasaba todo lo lógico.

c0030b71da3b5a7fa76ccbb61187939a

Mirarle era como ver al mismo tiempo las mil frases inacabadas que nunca se atrevieron a decirse.

Como esos mensajes nunca enviados.

Recordaba todas las frases que habían quedado a medias, borradas letra tras letra por falta de sentido, o por exceso de miedo. “Y si piensa que estoy loca…?” “Y si se nota que le quiero…?” “Y si echa a correr…?” “Bufff…calla, calla, esto no, mejor le pongo un emoticono que no implique mucho…”.

Sólo le había dicho todo lo que realmente sentía en uno de esos whatsapps no enviados.

Había borrado tantas letras, y callado tantas palabras que pensaba que no era justo, que no debería ser así.

O al menos eso creía su atípico corazón de fondant.

7fe9adfbce50675fdb906958983bf20f

Y allí, en esos cinco minutos tras el cristal empañado de frío y recuerdos, el mundo paró para que pudieran salvarse entre tantas bombas y escombros.

-¿Crees que tu corazón de fondant puede salir vivo de algo como esto?

-Quizás no. Verás, tener un corazón de fondant es algo difícil de llevar, pero no es mucho más fácil llevar uno como el tuyo. No sé si me explico. Tu corazón es un viejo papel desgastado, lleno de palabras escritas con permanente. Lleno de tachones y frases hechas. Y el caso es que, aunque estuviera a lápiz y quisieras borrarlo con una buena goma, seguiría quedándose la marca, porque aprietas tanto al escribir que hay letras que traspasan y permanecen, para al menos, ser intuídas.

-Tal vez tengas razón. Pero no puedo hacer nada para que no haya ninguna marca, para que el papel quede en blanco otra vez.

-Lo sé, por eso he venido a despedirme. A decirte adiós. A decirte que fue todo tan blanco como negro. Que las guerras no habrían sido lo mismo sin ti, y que todos los muros que derrumbamos me cubrieron, pero que jamás llegaron a aplastarme. Venía también a decirte que no naciste para moldear fondant, que tu corazón se ha quedado como un viejo reloj de cuco incapaz de amar, y eso me apena, porque todo el mundo debería amar, aunque fuera a uno mismo. Quería decirte fue un placer quererte hasta rabiar. Y ya está, sólo eso. Adiós. Fuiste los días no vividos más dulces de mi corta vida. Fuiste los mejores latidos de este corazón de fondant.

c84bc1f23bb3c846f17030e8a9c14fb5

Y se fue tras los cinco minutos tras el cristal empañado. Sonriendo. Le vino una canción a la mente “aun así te reirás, volvería a revivirlo sin dudar…”

Esa canción siempre le recordó a él.

“¿Cuando encontramos al amor de nuestra vida, sabemos retenerlo?”

(Mathias Malzieu)

fb1225bf0f0180d1e4d62e645472c1a3

Imágenes obtenidas de Pinterest.

Escrito por

Escritora, bloguera, adicta a Pinterest y a los espaguettis. Experta en comerme la cabeza, ñoña de manual, algo impulsiva, algo romántica. Lectora empedernida, fan del maíz y la Coca-Cola. Abonada a las noches de tarta y vino. Turismóloga y Community Manager. Empecé a escribir de broma y hoy es mi pasión, mi verdadera vocación. Mi primer libro, "Corazón de fondant" ya está a la venta. Bienvenid@. ¡Gracias por quedarte!

9 comentarios sobre “Corazón de fondant

  1. Me encanta tu blog, y si encima lo aderezas con temas de Love of Lesbian, pues más. Los descubrí hace unos tres años y se convirtieron, junto a Vetusta Morla, en la banda sonora que me acompañó mientras escribía mi primera novela. Escucharlos me trae muy buenos recuerdos. Un abrazo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s