8 Comments

  1. Hacía tiempo que no te leía y me ha gustado mucho porque lo que tús has dicho, las cosas más sencillas, como la familia o el amor, la infancia sobre todo, son los recuerdos que explicas en los momentos más íntimos, tiernos y bonitos, es lo que explicas en esas conversaciones con tu mejor amigo a las 3 de la madrugada. Y me encanta que quieras tanto a tu abuela, porque se nota! jajaja 😀

  2. Qué bonito. Por lo que cuentas (y cómo lo cuentas) y porque me has hecho recordar lo mucho que me gustaba jugar con los botones que tenía mi madre en una cajita dentro del que para mí era un ecosistema maravilloso: la máquina de coser. Los había de todos los tamaños, colores y formas. Eran como caramelos para los ojos.
    Un abrazo.

Deja un comentario