8 Comments

  1. No es que me guste. Es que me encanta!
    Enhorabuena Chica de los jueves, por acercarme de golpe al mundo infantil, a un mundo feliz, tan tan cercano a nosotros, que no somos capaces de disfrutarlo.
    Esa guerra de cosquillas en la alfombra me parece el mejor de los planes para el finde.
    Un SUPER MUA

  2. Minipececita

    Eres increíble y emocionas con tus palabras casi tanto como tu sobrino con sus 6 eurazos. La vida son detalles y hay que valorarlos, el verdadero valor está en las personas con corazón de fondant que nos rodean. Un besazo.

  3. Marina

    Vaya tela… Gracias por este post tan bonito, Mamen. Ellos son así de lindos, queriendo darnos su hucha para q no trabajemos tanto…Me hacen crecer día a día con su visión del mundo y han hecho de su existencia el propósito de la mía.
    Gracias por quererlos tanto. Eres la mejor tía 😘

  4. ¡Hola, chica de los jueves!
    Esta entrada me ha gustado especialmente porque me ha hecho recordar a ese niño interior que todos llevamos dentro, pero al que siempre reprimimos y no dejamos espacio bajo nuestra piel de adultos. Hay una frase que dice que “no hay más pobre que aquel que sólo tiene dinero”. Yo creo que tu sobrino, con esos seis euros, es mucho más rico que muchos millonarios. Gracias por sacarme una sonrisa y hacerme pensar, hoy en día es esta una actividad en peligro de extinción jeje.
    Un gran abrazo, sé muy feliz 😉

  5. Esa escena la he vivido yo varias veces. Albert, mi hijo, está empeñado en que con los billetes y monedas que sus abuelos van depositando en su hucha tiene de sobras para comprarse un cochazo (le encantan los coches, desde bebé). Yo le digo que adelante, que ya me contará qué le han dicho en el concesionario, jajaja.
    La verdad es que ni aunque tuviera un jet privado me sentiría más rico que cuando comparto la mayor riqueza existente, la naturaleza, con mi familia. No lo cambio por nada.

Deja un comentario