16 Comments

  1. Muy buena entrada.

    Yo tampoco quiero morir nunca, al contrario, creo que necesito más vidas que un gato para llevar a cabo todos los proyectos que tengo en mente, y es verdad que en mi caso ha sido terminar la universidad y reflexionar demasiado…

    La vida se va, y no somos conscientes que nuestro tiempo es limitado, y se pierde en una cuenta atrás en la que no sabemos las cifras exactas, pero si sabemos que se agota segundo a segundo.

    Un saludo, me ha gustado mucho tú entrada.

    Suelo escribir cosas así como tú, si te apatece pasarte este es mi blog:
    http://www.eldivandeFran.Wordpress.com

    Pd: Te recomiendo mucho el libro “Veronica decide morir” de Paulo Coelho es muy breve y trata sobretodo esto que reflexionas en esta entrada.

    Me seguiré pasando por aquí, un saludo 🙂

  2. Reblogueó esto en y comentado:
    oh por Dios, has sabido decir todo lo que tenia guardado en mi, pero no podía escribir, has dicho lo que yo no pude, ame cada frase que escribiste, por que se que lo hiciste de todo corazón

  3. Coincido con Benjamín en lo que dice: pasión. Es lo que nos mueve a todos, cada uno a un ritmo y en un camino distinto, pero al final, el motor es el mismo. Luchar por lo que uno quiere y no conformarse con menos.

    Un beso enorme Mamen, y no desistas, yo también creo en apostar por lo que uno cree, aunque vaya contra todo pronóstico 😉

  4. Cada vez que te leo me haces pensar, con pensamientos como torbellinos. Pero más allá de las reflexiones, que te agradezco enormemente, lo que puedo sacar en limpio hoy es un pensamiento para ti: escribiendo como escribes, ¡serás inmortal!

  5. Ay Jueves… déjame que me ponga un poco serio. Hace no mucho he tenido un susto. Temas de salud, y es verdad que al final no fue nada, pero pudo serlo y mucho. Y te planteas mil cosas, te miras por dentro y tratas de saber qué va a pasar, qué ha pasado y quién ha pasado. Cuando te ponen fecha de caducidad el tiempo vuela. Y, antes de saber que era sólo un susto, lo único que me quedó claro es que tenía que esforzarme mucho para conseguir que la gente, vosotros, cuando os acordarais de mí, sonrierais. Eso era la importante.
    besos
    Fer

Deja un comentario