15 Comments

  1. No soy especialmente desastre perdiendo cosas. De vez en cuando alguna pieza de ropa (y eso que tengo poca. Lo siento, si hubiera muchos como yo, ya te digo que como dependienta no te ibas a poder ganar la vida)… y, básicamente, la cabeza. Es lo que pasa cuando uno tiene pocas posesiones materiales.
    En cuanto a las personas, hubo un tiempo en que estaba muy preocupado por no perder amistades. Los amigos eran mi vida. Hasta que me di cuenta de que no tiene sentido preocuparse por que los demás den la misma importancia que tú a lo que es importante para ti. Se pierde mucho tiempo y energía en cuidar amistades que, como casi todo en la vida, acaban teniendo su tiempo y su espacio. Puedes empeñarte en alargar la “agonía”, claro que sí, aunque eso sólo acabará afectando a lo verdaderamente importante. Tu ya lo has dicho: encontrarse a uno mismo.
    Si nos esforzamos tanto en agradar/cuidar/mantener, nos acabamos diluyendo y frustrando.
    La clave, en mi opinión, es ser honesto y consecuente. Si lo conseguimos, las personas importantes de verdad estarán ahí, como lo estaremos nosotros para ellas.
    Un abrazo.

  2. Hablas con un experto en el arte de perder las cosas, hasta el grado que ya no me importa, no me preocupa, ya ni busco. Simplemente las cosas van apareciendo. Si no encuentro las gafas de sol negras pues me pongo las marrones y ya aparecerán… Así de sencillo.

    Y me perdí a mí mismo. Mucho. Me perdí tanto que me quedé en el cajón de las cosas por hacer y no sé si eres imperdible, lo que sí sé es que eres inolvidable.

    Besos

    Fer

  3. Con el tiempo te das cuenta que perdemos el tiempo también cuidando de amistades y personas para que no se pierdan. Y me doy cuenta de que a lo mejor no hay que perder ese tiempo porque lo que tenga que ser será. De acuerdo con el comentario de benjamín recacha.

  4. Me encanta! Nunca estuve de acuerdo con la típica frase de “uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde”, siempre lo supo pero es cuando ya no lo tiene cuando lo lamenta, tarde.
    Enhorabuena! 🙂
    Un abrazo

    • A mí tampoco me ha gustado nunca esa frase, creo que más bien es un indicativo de temor a la soledad, más que otra cosa. Quien te valora y te quiere, y no quiere perderte de verdad, lucha por ti. No sé, eso creo, aunque yo ya me rindo con ciertas teorías…jjajaj

  5. Como bien dices Mamen, si es desagradable perder cosas o extrañar a personas, la peor sensación de todas es creerse perdido. No saber qué hacer, dónde mirar ni qué paso dar. Es el momento en que más solo te sientes, aunque con suerte, puede ser tu mayor impulso hacia adelante.

    Un beso enorme, y enhorabuena por esta historia. Perfecta, como siempre 😉

Deja un comentario