Bienvenido a casa -y otras formas de decirte que te quiero-

No sé escribir sin ordenador, pero por una vez lo intentaré. Desde octubre sin pasar por aqui, mi pequeño blog. Mi pequeño, mi niño: nunca te olvido aunque no siempre te haga caso. A mi pesar, has pasado a ser a ratos como ese familiar al que quieres, pero que acabas descuidando sin querer o […]

Leer más