La belleza que no ves

Un día más lo digo —a riesgo de ser repetitiva, cansina, pesada… —. Pesada, qué adjetivo tan bien empleado en este caso. ¿Que por qué pesada? La duda ofende, hay que ver. Pero bueno, no pasa nada, lo explico: una vez más el peso de una mujer ha sido motivo de ofensa, debate, discusión… llámese como se […]

Leer más

No culpes a las princesas

No culpes a Blancanieves, ni a Cenicienta, ni tan siquiera a Bella. No culpes a la que dormía todo el rato, ni a la que se subía a una alfombra mágica, ni a la que quiso unas piernas para ligarse al tío bueno del barco en llamas. Ya no cuela que las culpes a todas […]

Leer más

Tarrinas de helado

Eso es lo que comemos las solteras amargadas: tarrinas de helado. No basta con una, no: Tienen que ser varias. Y si tienes demasiado frío y prefieres algo más a temperatura ambiente (o sencillamente no te queda en la nevera, y la depresión te impide bajar a comprar más), siempre puedes optar por el chocolate. Pero, ojo, […]

Leer más

Sobre todo lo que creo

  Llevo meses comprobando que parece extenderse demasiado una forma de escribir algo vulgar, plagada de palabras malsonantes, soeces y maleducadas. Igual es que yo soy la mojigata de las letras, o la que prefiere dejar una pequeña puerta abierta a la imaginación, o la que sigue prefiriendo que la escritura sea algo bello (aunque […]

Leer más

Guapa!

Casi siempre llevo el pelo recogido. Antes me lo curraba más, la verdad. Me peinaba, cogía la espuma, le daba forma, ponía el difusor en el secador… esas cosas. Ahora no. Mi pelo da asco. No lo digo por exagerar, es la pura verdad. Y creo que de no hacerle nada, los pocos días que […]

Leer más

XS, ¿y tú?

Parece que el destino (o el metro) se ha puesto de acuerdo para que llegara justo a tiempo a ver el final de las noticias del mediodía. Creo que estaba puesto en Telecinco, pero no me hagáis mucho caso. El caso es que justo en ese momento de sentarme en el sofá con mi plato […]

Leer más

Que nadie lo sepa.

Yo soy de esas que en lugar de aprovechar al cien por cien los domingos por la mañana, se los pasan vagueando y viendo programas en la tele. El desayuno empieza con Divinity, con «Dulces e increíbles» y rollos del mismo estilo como «Chocolatilandia» o como se llame ese que echan luego de tartas horrorosas […]

Leer más

La teoría del ya.

«Come cuando quieras comer, qué más da que sean las cinco de la tarde». Cuando él me dijo eso, yo pensé lo mismo de siempre: que su reloj no iba a la misma hora que el mío. Pensaba que su vida era un absoluto desorden. Sus teorías y sus valores. Que todo lo tenía del […]

Leer más