Día 3 parte 1ª. Perrache, jamás te olvidaremos.

7.30. –Salgamos con tiempo, que hay que coger el tren. HAY que ser puntuales. NO nos podemos permitir otro taxi si nos retrasamos– Eso pensaba para mis adentros mientras me hacía la remolona en la cama-litera-mostosa. Con el pelo sucio NO podía salir en las fotos de Friburgo (era el destino más esperado, POR Dios), […]

Leer más