Tócala otra vez, Jude.

Tócala otra vez, Jude.

Alargar el café

Alargar el café

Sólo una carta

Sólo una carta
El comportamiento de las tortugas

Como hierro fundido

Como hierro fundido

Mirarle era como una droga. Nunca las había probado, pero sabía que el efecto debía ser parecido. Me encantaba su perfil. Y sus ojos, sobre todo cuando no parecían tristes y cansados. Y su sonrisa. Creía firmemente que lo más bonito que tenía era su…

Aquel vestido gris

Aquel vestido gris

Seguí andando. No sabía bien si hacerlo. No sabía si dar media vuelta y decirle que todo aquéllo de nada sirvió. Que todo acabó siendo tragicómico,  pseudobonito, romántico y dramático. Que fue fantástico, como ‘los toros en la wii’. Que…

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: