7 Comments

  1. Hola!!

    Recién hoy descubro su blog y me encantó, felicitaciones!!

    Sin dudas me convertiré en una asidua lectora jaja.

    Espero que actualicen seguido 🙂

    Saludos!

  2. Gran relato que agradezco compartas, me alegro mucho porque tus miedos se quedaran en poco o nada, muchas veces no encaramos las cosas por miedo a la verdad, hasta que la verdad nos encara, por suerte en tu caso fue casi nada. Las mujeres sois fuertes, muy fuertes, nada de sexo débil, y no es que por esto no tengáis derecho a vuestro momento de debilidad, todos los tenemos, la debilidad no entiende de géneros, por eso tus lágrimas estaban más que justificadas. Y no me importa si el comentario me quedó un poco rosa, hoy me sumo al rosa con todas vosotras. Un abrazo, mucho ánimo y mucha fuerza.

  3. ¡No puedo creer que apenas he descubierto tu blog! Me he enamorado completamente de él, yo también tengo un blog, pero en fin, escribes hermoso, me ah encantado todo absolutamente, te he empezado a seguir en redes! Sencillamente fabuloso.

  4. Los colores, los perfumes y un montón de cosas que se asocian con lo femenino pero…para nada! si te gusta es tuyo sea cual sea el color! ¡y lo que piensen los demás qué más da!

    fantástico post y reflexión, saludos

  5. ¡Hola, Mamen!
    He leído tus palabras después de un tiempo sin pasarme con la canción del ukelele de fondo y te juro que me he emocionado, tengo los pelos de punta. El poder del rosa es fortísimo y, como bien escribes, no hay nada más poderoso que la fuerza de una mujer.

    Me he emocionado especialmente porque hace más de un año perdí a una persona importantísima en mi vida por culpa de esa jodida enfermedad de seis letras. Ella era probablemente la persona más fuerte, risueña y optimista que he conocido, pero aún así se fue después de tanta lucha. Hablo de ella en este post: https://misspoessia.com/2016/11/06/que-bello-es-vivir/.

    Como siempre, ha sido un placer volver a pasarme por aquí. Cada vez que paso, me das algo: una sensación hermosa, una enseñanza, una invitación a la reflexión… Y te juro que eso, Mamen, no tiene precio. Así que muchísimas gracias.

    ¡Un abrazo enorme y que viva el poder del rosa! ❤

Deja un comentario