Cosas que valen la pena

(Artículo publicado originalmente en https://www.zankyou.es/p/cosas-que-valen-la-pena-la-chica-de-los-jueves)

Hay muchas cosas que valen. De hecho, es indiscutible que todo tiene un precio, una etiqueta colgada por la que decidimos pagar o no. Algunas valen poco, como todo lo que nos hace felices a medias. ¿Sabéis a qué me refiero, no? Las cervezas sin alcohol, el café descafeinado, el turrón sin azúcar, la tortilla de patatas sin sal, la ensalada sin maíz, la pizza con piña (por los pelos no se ha ido al párrafo de los que no valen nada. Imaginaremos que la quitamos, y ya está), salir solo hasta después de cenar porque al día siguiente tienes que madrugar, un regalo que ya tenías, un concierto que repites pero que no llega a ser como el primero, que te corten la canción antes del final o besar sin lengua. Lo siento, no llega a morreo de verdad.

True Romance

Foto: True Romance

Algunas valen nada, que son las que nos hacen sentirnos inseguros con nosotros mismos. Por ejemplo… los complejos, los malditos y absurdos complejos. Y es un problemón, ¿eh? Todos los tenemos y no hay forma de huir de ellos. Luego tenemos las decepciones. Esas personas que se tornan decepción, que parecían una cosa y acaban siendo otra. Los que critican, los que hablan mal, los que sobran. Los males del corazón, los teléfonos que no suenan, las oportunidades que no llegan. Y las barreras. Ya sabéis de las barreras a las que me refiero: las que nos ponemos nosotros mismos, las que nos lo ponen todo tan difícil, las que dejan patente nuestra incapacidad de enfrentarnos a una vida madura y real. Son tantas cosas las que no valen nada que no cabrían aquí. Y a pesar de saber que no valen nada, les damos tanta importancia que aterra solo el hecho de pensarlo.

Por último está lo que sí vale, lo que vale mucho, lo de la etiqueta que a pesar de contener una escandalosa cifra, pagaríamos sin ningún temor a quedarnos sin dinero en el banco. Si hay algo que vale la pena es todo eso que, de tan sencillo que es,  no valoramos, pero que es lo más especial. Hablo de llegar a una estación y que te recojan con un abrazo. Hablo del paño mojado que te ponen en la frente cuando tienes fiebre, hablo de esperarse a ver una serie para poder verla contigo y de dejarte la última patata brava para ti. Hablo de cambiar los planes solo por pasar un instante a tu lado. Hablo del mensaje para saber si has llegado y de la primera llamada cuando es tu cumpleaños. Hablo de todas esas cosas que nos encogen y agrandan el corazón a cada latido tanto que acaba perdiendo su forma y se transforma en algo mejor incluso.

Ernestine et sa famille

Foto: Ernestine et sa famille

Pero si hay algo que de verdad valga, que lo valga todo, es una cosa en concreto. Para mí, tras el tiempo vivido (que no es mucho), lo más importante ya no son las moñeces temporales, las chorradas materiales o estar más o menos guapa. Todo variará, todo se moverá de sitio, todo te hará crecer. Pero nunca olvidarás aquellas personas que lo dieron todo por hacerte sonreír. Que te hagan reír, escúchame: lo vale todo.

Nunca dejes escapar a quien sueñe cada día de su vida con despertar en ti una carcajada de las grandes.

Nunca.

Escrito por

Escritora, bloguera, adicta a Pinterest y a los espaguettis. Experta en comerme la cabeza, ñoña de manual, algo impulsiva, algo romántica. Lectora empedernida, fan del maíz y la Coca-Cola. Abonada a las noches de tarta y vino. Turismóloga y Community Manager. Empecé a escribir de broma y hoy es mi pasión, mi verdadera vocación. Mi primer libro, "Corazón de fondant" ya está a la venta. Bienvenid@. ¡Gracias por quedarte!

Un comentario sobre “Cosas que valen la pena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s