Que el principio sea eterno

Cuando se trata de ella, las palabras se quedan pequeñas, tan pequeñas como nosotras, con nuestro 1,60 raspadito. Ella, Tejetintas, creció conmigo. Aprendimos de las mismas pizarras, tropezamos con las mismas piedras, reímos con las mismas mejores (las más mejores) amigas y nos pisaron los pies en los mismos conciertos. Nosotras, N y M, descubrimos los mismos mundos, vimos las mismas series y leímos las mismas revistas. Leo y Acuario, fuego y aire. Siempre fuimos una buena combinación, un tándem perfecto.

49a55813c483d712fd5e3452e0012174

Ella. Sincera, honesta, leal. Romántica, perfeccionista, profesional. Ella me lleva años de ventaja en el mundo de las letras (ahora veréis la mejor prueba de ello): es periodista, y escribe sobre moda y celebrities en su día a día, pero cuando más me gusta, es cuando escribe textos como el siguiente.

Delicadeza, encanto, amor.

Pensaba poner más fotos entre medias de su texto, pero es tan magnífico que no le hace falta mucho adorno, solamente os invito a darle al play a “Green Eyes” de Coldplay, que hace las veces de perfecto acompañamiento.

Que lo disfruten.

 

Nunca me gustó la aventura, esa es la verdad. Ni las montañas rusas, ni los viajes improvisados, ni las citas precipitadas. Ninguna emoción que igualase o superase el coche a 200 por hora y sin frenos que siempre han sido mi estómago y mi corazón. Quizá por eso hubo un tiempo en el que, que no pasara nada, lo era todo para mí. Si no se acababa, pues seguía siendo.

Hoy me pregunto de qué narices servía eso.

Eran tiempos de estancamiento e inutilidad. Entonces me gustaba el cine francés. Bueno, fingía que la belleza de los diálogos y planos de algunos títulos compensaban el tedio que sin duda me causaban. Pero entonces mi vida era precisamente así: inmóvil, estanca y, sí, también bella en algunas partes. Es lo que tienen los desiertos: cualquier atisbo de vida, hasta la flor más minúscula, parece valer el doble. Por eso hay quien ve belleza en el dolor, luz en las sombras, valor en el miedo.

Básicamente, para mí un contrapicado tuyo lo era todo. Y daba igual que nuestro argumento se hubiese marchitado hacía siglos. Daba igual que ya nadie siguiera nuestra historia. Que todos ¿menos nosotros? se hubiesen cansado de oírla. Seguía habiendo belleza en algunos planos, en algunas frases y en casi todos los silencios. Por eso tardó en llegar el cartel de fin. Por eso cuando lo pusimos, seguíamos sin saber sin nos había gustado la película.

No sé muy bien por qué sigo soñando que cuento abrazos en mitad de la noche en una cama compartida. Que busco y no encuentro. Que miro y no veo nada más que un horizonte incierto, tan incierto que, paradójicamente, me aburre hasta en sueños.

En realidad, puede que sí lo sepa. Que siempre lo haya sabido. Que no me gusta el cine francés, que algo en mí prefiere las persecuciones, y los finales cerrados y, por qué no, los tópicos. Porque no hay nada más tópico que la felicidad. Que un “The End” puesto a tiempo. Que tener las cosas claras. Que darle al play y esperar que esta vez el principio sea eterno.

5852d4c5e6d5ed6bcc278b40af5b710c

Tejetintas, Nuria Soriano, mi mejor amiga.

GRACIAS por cederme “Que el principio sea eterno” para “La chica de los jueves”.

6bc18d8dd76555b4dc179b92b41e7375

Imágenes extraídas de Pinterest

Sigue el blog por Facebook pinchando aquí.

Escrito por

Escritora, bloguera, adicta a Pinterest y a los espaguettis. Experta en comerme la cabeza, ñoña de manual, algo impulsiva, algo romántica. Lectora empedernida, fan del maíz y la Coca-Cola. Abonada a las noches de tarta y vino. Turismóloga y Community Manager. Empecé a escribir de broma y hoy es mi pasión, mi verdadera vocación. Mi primer libro, "Corazón de fondant" ya está a la venta. Bienvenid@. ¡Gracias por quedarte!

22 comentarios sobre “Que el principio sea eterno

  1. y entonces otra vez, por causalidades de la vida, caigo aquí y pienso si yo también ahora soy un poco fan del cine francés y la excusa de “que todavía no es mi momento”, es eso, una excusa y no una situación personal estanca.
    Habrá que darle una vuelta a eso…

    por fin salí e hice mis deberes…. y le cayó una nominación. Pase y lea. Quizás tenga deberes que completar.

    Me gusta

      1. Bueno, realmente tal cual he escrito esto, me he empezado a acordar de ciertos profesores de castellano y me he empezado a reír sola, en plan…”pero qué me estás contando!!” En fin, corramos un tupido velo.

        Me gusta

  2. Yo quiero ir a vuestra escuela, os enseñaron a escribir y a ser demasiado bien a las dos. Por cierto, me gusta mucho este nuevo look del blog.

    Un beso a las dos 🙂

    Me gusta

  3. Genial “la chica de los jueves” he estado en La Petit Brioche y me encantan las frases!
    Espero poder ver muchas más por allí y por tu blog!
    Y como no, llevarme alguna.
    Un saludo. Eli .

    Me gusta

  4. Yo cada día que me meto a vuestros respectivos blogs, flipo más. Me alegra haber descubierto ambos y con escribir la mitad de lo que escribís vosotras algún día y transmitir lo que transmitís con cada texto, me conformaría. Cada vez que os leo se me ponen los pelos de punta.

    Un beso a las dos!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s